Qué es la astenia primaveral y cómo hacerle frente

Con el cambio de estación nuestro cuerpo sufre y presenta cambios tanto físicos como psicológicos. Debemos prepararnos para combatir estos cambios y hacerles frente de la mejor manera posible.

Los síntomas más comunes de la astenia primaveral suelen ser el cansancio general, pérdida de apetito, dificultad para conciliar el sueño, cansancio físico y mental entre otros. Estos síntomas pueden provocar una bajada en el rendimiento laboral e incluso personal, mostrándonos más perezosos a todo tipo de planes que se realicen lejos de casa y nuestro cómodo sofá.

 

¿Qué podemos hacer para mejorar estos síntomas?

Como ya sabemos, la astenia primaveral es una sensación transitoria pero aún así hay algunas acciones que pueden llevarse a cabo para mejorar y minimizar sus efectos:

 

  • Respetar los patrones de sueño.

Mantener una rutina de sueño y descanso es esencial para mitigar cualquier síntoma, también para la astenia primaveral. Esta rutina nos llenará de energía para que durante el día podamos seguir el ritmo tanto físico como intelectualmente.

 

  • Cuida la alimentación.

Nuestro cuerpo necesita los nutrientes para hacer frente a los esfuerzos que le requerimos diariamente, debemos proporcionarlos en forma de alimentos frescos y de temporada, intentando eliminar al máximo de nuestra dieta los alimentos procesados que son ricos en grasas saturadas, fritos y azúcares.

 

  • Disfrutar de actividades al aire libre.

En esta época del año las horas de luz se ven aumentadas y debemos aprovecharlas para beneficiar al rendimiento de nuestro cuerpo. Hacer deporte al aire libre es realmente beneficioso pero si no podemos pues lo podemos cambiar por dar un agradable paseo, tomar un café en una terraza o buscar una escapada para estar en contacto con la naturaleza.

 

  • Hidratarnos constantemente.

Mantener una buena hidratación ayudará a nuestro cuerpo. Debemos beber entre 1 y 2 litros al día, preferiblemente entre agua e infusiones, favoreciendo así la función renal, eliminando toxinas y sustancias de desecho.

 

  • Hacer ejercicio regularmente.

Aunque en esta época del año nos sintamos más cansados de lo habitual, hacer el esfuerzo de realizar ejercicio de manera regular y moderada es importante, ya que superaremos la sensación de cansancio y nos ayudará a mantener el tono muscular y controlar el estrés.

Es recomendable que esta actividad sea al aire libre como por ejemplo correr, pasear en bicicleta, sesiones de yoga al aire libre, … Estas actividades activarán hormonas que están realmente relacionadas con nuestro estado de ánimo y nos ayudarán a estar más alegres y positivos.

 

En el caso que necesites un suplemento para estos días ya que sufres unos síntomas elevados y no te permiten llevar a cabo las tareas programadas, puedes probar algunos suplementos a base de plantas naturales como pueden ser la maca, jalea real, guaraná, té verde o jengibre.

Ante todo, no debemos olvidar que es un mal pasajero y los síntomas de la astenia primaveral pasarán en unos días o a lo sumo una semana. No debemos dejarnos llevar por el desánimo y dejar que nos contagie en nuestras actividades diarias. En cuestión de días nuestro cuerpo volverá a sus niveles habituales y al equilibrio que estamos acostumbrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *